lunes, 16 de marzo de 2015

El señor de las moscas - William Golding


El señor de las moscas
Autoconclusivo
William Golding
Nº de paginas 256
Editorial Alianza

Fábula moral acerca de la condición humana, El Señor de las moscas es además un prodigioso relato literario susceptible de lecturas diversas y aun opuestas. Si para unos la parábola que William Golding estructura en torno a la situación límite de una treintena de muchachos solos en una isla desierta representa una ilustración de las tesis que sitúan la agresividad criminal entre los instintos básicos del hombre, para otros constituye una requisitoria moral contra una educación represiva que no hace sino preparar futuras explosiones de barbarie cuando los controles se relajan.


Llevaba muchísimo tiempo queriendo leer este libro. El señor de las moscas es todo un clásico. Es un libro al que se hacen muchas referencias y que trata un tema muy interesante, a si que siempre había querido leerlo y por fin le llego el turno. 
El señor de las moscas a pesar de tener unas doscientas páginas se me ha hecho eterno. Lo que me contaban me parecía terriblemente interesante sin embargo la narración se me ha hecho aburrida hasta decir basta! Incluso había momento en los que no había coherencia, esto lo he achacado a que son niños, y que en algún momento hacen cosas sin sentido aparente. En general la historia me ha gustado mucho, pero no me ha gustado como me la han contado. Como ya he dicho la narración se me ha hecho lenta, pausada y aburrida, estoy convencida que se me podría haber contado lo mismo, con el mismo mensaje con una narración mas rápida y amena. A pesar de que se me ha hecho muy tedioso El Señor de las moscas es un buen libro. 

Los personajes están todos muy bien encasillados y es imposible no ver el papel que desarrollan en esa isla solitaria habitada solo por niños. Es un reflejo social y de la naturaleza humana desde principio a fin. Los niños, estereotipados. 
Tenemos a Raplh, el líder por unanimidad, que intenta hacer las cosas bien pero que de vez en cuando se deja llevar. 
Piggy, el sentido común y la responsabilidad. Debo decir que Piggy me ha caído mal. A pesar de desempeñar el papel de la inteligencia y lo sensato es un plomazo de niño y bastante inútil el pobre. 
Después tenemos a Jack, el opresor, cazador, el que cree que es el mejor para dirigir en su papel de líder impuesto. Hasta nos da un golpe de estado. 
Simón, que desde que aparece ha sido mi favorito por excelencia. Un chico tímido, algo rarito, que representa la bondad. Simón podría haberse quedado viviendo en la isla y no le habría pasado nada, estaría con las plantas y los animales y todo seria armonía. Un personaje que me gusto mucho. Simón también es quien descubre a la bestia, El señor de las moscas, que es como una alusión a todo lo malvado. Aquí podría haber algo de religión pero personalmente me quedo con la parte simple del bien y el mal.
Y por ultimo como elenco de personajes tenemos al sádico de Roger, que poco hace hasta el final.
Los niños van olvidando la sociedad y lo que les han enseñado y se van dejando guiar por sus instintos y volviéndose cada vez más salvajes. 

Como ya he dicho el tema es muy interesante, pero la narración se me ha hecho pesada y por eso no he disfrutado de El señor de las moscas como debería pero en general es un buen libro y creo que un clásico que hay que leer si o si aunque sea uno de esos que cuesta un poquito de digerir. No ha sido exactamente lo que esperaba, pero si he visto todos esos mensajes subliminales que a pesar de no haber disfrutado de su lectura ha hecho que ganara muchos puntos. 

1 comentario:

  1. ¡Hola!
    Pues aún no lo he leído, pero le tengo ganas.
    Es una pena que se te haya hecho pesada su lectura, entiendo a lo que te refieres y es una lástima. Sin embargo, como dices, pienso que vale la pena leerlo.
    Un beso!

    ResponderEliminar