miércoles, 2 de octubre de 2013

Desayuno con diamantes - Blake Edwards

Desayuno con diamantes
1961
Director: Blake Edwards
Reparto: Audrey Hepburn, George Peppard, Patricia Neal, Buddy Ebsen, Martin Balsam


Holly Golightly es una bella joven neoyorquina que, aparentemente, lleva una vida fácil y alegre. Tiene un comportamiento bastante extravagante, por ejemplo, desayunar contemplando el escaparate de la lujosa joyería Tiffanys. Un día se muda a su mismo edificio Paul Varjak, un escritor que, mientras espera un éxito que nunca llega, vive a costa de una mujer madura.

Vuelta al cine clásico la primera de la edición ha sido Desayuno con diamantes. Muy poca gente habrá que no haya visto esta película. Hace unos años me hice con el libro de Truman Capote y me lo leí, y lo cierto es que dista muchísimo la novela del film. Nunca he sido una fanática de Desayuno con diamantes, está bien y la he visto varias veces pero nunca me pareció mágica y si bien no me importa verla, no es una de esas historias que me haya robado el corazón.
La base de la historia está muy bien, hombre y mujer, parecidos, inestables y mantenidos a costa del sexo opuesto que buscan su lugar en el mundo. Eso añadiendo la peculiar personalidad de Holly hace del argumento sólido e interesante.


Los actores están muy bien, Audrey Herburn llego a la cima con esta película, y tengo que decirlo, ciertamente esta mujer estaba flaquísima, dan ganas de tirarle una magdalena!
Y George Peppard que para los de mi generación será mas recordado por el equipo A esta muy bien en su papel de Paul/Fred, además que era un hombre realmente apuesto.
La fotografía de la película me gusto mucho, es limpia y elegante. La estética general del film es clásica y a veces cuando veo lo divinamente que van todos de arreglados en estas películas me apetece sumergirme un día en ellas para pasear toda glamurosa por la calle!


Por cierto, en esta película fuman como carreteros! Yo no fumo, ni he sido nunca fumadora, y desde que no se puede fumar en los locales me he olvidado prácticamente de que existe el tabaco y ahora cuando veo a actores fumando en pantalla en sitios públicos me sorprende! Aunque eso siempre ha estado ahí, y en desayuno con diamantes fuman muchísimo!
La banda sonora es genial, a todo el mundo se le acaba pegando la cancioncilla.


En conclusión, es una buena película con todos los elementos necesarios para que funcione, y su éxito demuestra que funciona. Aunque se basa poquísimo en el libro merece la pena leer la novela para poder comparar una con otra, sobre todo por el final y la base de la historia. 

Desayuno con diamantes siempre será un clásico que merece la pena ver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario