jueves, 27 de febrero de 2014

El lobo de wall street - Martin Scorsese

El lobo de Wall Street
2013
Director: Martin Scorsese
Reparto: Leonardo DiCaprio, Jonah Hill, Margot Robbie, Matthew McConaughey, Rob Reiner, Jean Dujardin, Jon Bernthal, Kyle Chandler, Jon Favreau, Ethan Suplee, Katarina Cas, Cristin Milioti, Joanna Lumley, Spike Jonze, Chris Kerson, Shea Whigham, Marcos Antonio Gonzalez, Emily Tremaine, Ashley Blankenship, Madison McKinley.

Película basada en hechos reales del corredor de bolsa neoyorquino Jordan Belfort (Leonardo DiCaprio). A mediados de los años ochenta, Belfort era un joven honrado que perseguía el sueño americano, pero pronto en la agencia de valores aprendió que lo más importante no era hacer ganar a sus clientes, sino ser ambicioso y ganar una buena comisión. Su enorme éxito y fortuna cuando tenía poco más de veinte años como fundador de una agencia bursátil le valió el mote de “El lobo de Wall Street”. Dinero. Poder. Mujeres. Drogas. Las tentaciones abundaban y el temor a la ley era irrelevante. Jordan y su manada de lobos consideraban que la discreción era una cualidad anticuada; nunca se conformaban con lo que tenían. 

No soy un gran de fan de Scorsese, si bien es cierto que tiene películas que me han gustado pero nunca he sido cautivada por completo por ninguna de ellas. 
De Leonardo DiCaprio debo decir que ya no esperaba nada de nada, nunca me gusto, pero desde hace unos años considero que ha cambiado, que elige bien sus papeles y que ha mejorado muchísimo como actor, digamos que ahora tengo mas fe en él y en su trabajo. 
Teniendo todos estos antecedentes y siendo una de las favoritas para los Oscar me decante por ir a verla al cine. Y debo decir que me reí muchísimo. La película es un desfase total. 

Tenemos a un bróker ambicioso que lo único que quiere es hacer fortuna. Y lo consigue, de forma mas o menos honrada, porque llega de la nada y crea un imperio, con medios ilegales de por en medio, vale, hasta aquí muy bien, pero ¿realmente que es lo que vemos en la película? Drogas, sexo, drogas, poder, drogas, fiestas, sexo, poder, mas drogas, alcohol ¿y he dicho drogas? Corrupción total. Desfase total. 
Nuestros protagonistas están sumergidos en una experiencia fiestera permanente donde el sexo, el alcohol y las drogas son el motor de sus vidas, conjuntamente por supuesto con el dinero y el poder. 
El desfase llega a ser tan grande que el espectador no para de reírse y acaba por agradecer su vida monótona y sana. 
DiCarpio no es solo la ambición y la superación personal cumpliendo el sueño americano, sino que también representa todos los vicios que una persona pueda tener, adicto al sexo y sobre todo a las drogas.  

El tono general de la película es divertido, es muy divertida, lo cual se hace un poco raro, porque durante un instante te puede parece que transmite el mensaje que esa vida de desfase y descontrol puede ser genial, pero en realidad al final acabas viendo a los protagonistas como son en realidad, unos fracasados, eso sí, fracasados millonarios.
Como ya he dicho el argumento me gusto, y la película esta llevada con mucho ritmo y agilidad, puede que el desfase fiestero en algún momento se haga un poco repetitivo pero en general te ríes muchísimo y las tres horas pasan bastante rápido. 
Los diálogos son rápidos y agiles, cuando no están colocados, cuando están colocados directamente te partes por lo idiota de la situación. 
Y los momentos de voz en off cuando te dicen lo que están pensando los protagonistas muy graciosos.

El reparto está muy bien, y Leonardo DiCarpio es cierto que lo hace realmente bien, se ha ganado su nominación sin duda, ya veremos si se lleva el Oscar o no.
Los demás personajes secundarios también están muy acertados, y mencionare especialmente a Jean Dujardin que aunque breve esta genial y me encanto su personaje!!
En los demás aspectos muy bien, la música es buena, la fotografía acertada y clara, los efectos especiales aunque pocos bien logrados.

En conjunto el Lobo de Wall Street es una buena película y es divertida, es recomendable, pero aparte de enseñarnos las dos caras de la moneda, que son la superación y el sueño americano, y por otro lado la corrupción y el desfase poco mas tiene entre líneas. Aun así merece la pena verla por ese mini toque de profundidad, y porque es muy divertida!

3 comentarios:

  1. Todavia la tengo pendiente. A ver si me decido este fin de semana o mañana que por aqui es fiesta.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Aún no me he animado a verla, pero sé que tarde o temprano la veré. Estos días no creo que pueda verla, pero la semana que viene igual me animo.
    Un beso

    ResponderEliminar