domingo, 14 de abril de 2013

Libro vs Pelicula: El mago de oz



El mago de oz nunca me llamó la atención. Recuerdo que cuando era niña había visto la película pero como ni a mí, ni a mis hermanos nos gusto demasiado no recuerdo haberla vuelto a ver. Así crecí en un mundo muy lejano de Oz sin saber apenas nada de ese mundo de fantasía, y lo peor, sin querer saber nada de él.
Así hace unos años llego a mí la historia de Elphaba, Wicked, Memorias de una bruja mala de Gregory Maguire. Me lo recomendó una amiga muy fervientemente, lo cual hizo que tuviera grandes expectativas y que luego esperara encontrar algo que en realidad el libro no era, en conclusión, el mundo de oz me volvió a fallar.
Y aun así, cabezota de mí quise insistir, pensé que si leía el Mago de oz de L. Frank Baum sería capaz de ver más encanto a la historia de Elphaba. Y por fin acerté. Por fin el mundo de Oz me gusto y me llamo la atención. El cuento me gusto mucho, muchísimo más de lo que cabía esperar con los antecedentes que traía conmigo.
El cuento es muy recomendable. Se lee en un momento. Tiene su toque de magia y también de reflexión y me enamore de Toto, del espantapájaros, del hombre de hojalata, del león! Quería ver yo misma ciudad esmeralda y el camino amarillo! El campo de amapolas! ( me encantan las amapolas). En fin, el mundo de oz me consiguió encandilar!
Me alegre mucho de haberme leído el libro, y me gusto tanto que estoy segura que el día que encuentre una edición bonita lo comprare para tenerlo en papel.
Así de entusiasmada me quede yo.
Ahora bien, un año más tarde de mi lectura, decidí volver a ver la película, si el libro me gusto tanto la película no podría ser tan mala, ¿Verdad?
 

 

Pues no. La película me pareció horrible. Intento ser buena pensando que se rodo en 1939 pero esa excusa me valdría si lo que me hubiera parecido malo fueron los escenarios, los decorados, los disfraces, en fin el mundo de oz en general pero no eso, a ver obviamente hoy serian muchísimo mejor pero para la época encuentro que están bien, ese no es el problema de la filmación.
La adaptación del cuento tampoco está nada mal, sigue muy bien la línea de sucesos y diría que casi no se inventa nada ni hacen cosas raras con el argumento básico.
¿Entonces cual es el problema? Sinceramente creo que el musical y toque infantil. Cosas que pueden parecer que me contradiga pero que normalmente me encantan, soy fan de los musicales, y lo infantil bien llevado puede emocionar a cualquier adulto, pero en el caso del mago de oz pincharon. Demasiado infantil, lo llevaron a un nivel absurdo. Demasiadas canciones malas, si son malas, lo siento mucho pero no salvo ninguna.
Falta de ritmo y personajes exagerados llevados al absurdo, lo que le hacen a Elphaba no tiene nombre...
En fin, que aun intentando ser buena con la película no lo consigo ni esforzándome.

 


En conclusión, el libro mucho, muchísimo mejor.
La película, a pesar de ser un clásico me pareció muy mala.
El libro me gusto mucho y tiene ese toque mágico que todo cuento debe tener.
En cuanto a mí y mi extraña relación con el mundo de Oz seguiré insistiendo. Volveré a leerme Wicked un día no muy lejano a ver si la disfruto mas, y si es así, leeré las dos partes siguientes.
Intentare ver la película de Oz, un mundo de fantasía, a ver si esta vez no han llevado al ridículo a los personajes.
Y poco a poco iré ampliando el mundo de Oz, que para mí hasta la fecha solo me ha convencido la historia original.

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario