miércoles, 26 de junio de 2013

La naranja mécanica - Stanley Kubrick

 
 
La naranja mécanica
1971
Director: Stanley Kubrick
Reparto: Malcom McDowell, Patrick Magee, Michael Bates

Gran Bretaña, en un futuro indeterminado. Alex (Malcolm McDowell) es un joven muy agresivo que tiene dos pasiones: la violencia  y Beethoven. Es el jefe de la banda de los drugos, que dan rienda suelta a sus instintos más salvajes apaleando, violando y aterrorizando a la población. Cuando esa escalada de terror llega hasta el asesinato, Alex es detenido y, en prisión, se someterá voluntariamente a una innovadora experiencia de reeducación que pretende anular drásticamente cualquier atisbo de conducta antisocial.
 


Ayer fue la última película del tercer ciclo, del cine clásico, La naranja mecánica.

Ahora me toca esperar a ver si hacen otro ciclo o no.

Ya había visto la película hacia como mínimo diez años, y en su día, la vi con unos amigos y recuerdo que no me entusiasmo, y debo decir que apenas recordaba nada de la filmación cuando ayer fui a verla, y bien, he cambiado de opinión, la película me ha gustado mucho.

Pero vayamos por partes.
 
 

La película se basa en la novela A clockwork orange de Anthony Burgess.

El autor se inspiro en un hecho real, puesto que a su mujer le robaron y violaron cuatro soldados estadounidenses que le dieron una paliza y le provocaron un aborto del bebe que esperaba.

No he leído el libro pero después de saber que el final de la novela y el de la película son diferentes me han entrado ganas y lo buscare. De hecho parece ser que Burgess criticó mucho la película y su desenlace. No voy a spoilear, pero el mensaje es diferente dependiendo del final.

Lo primero que quiero comentar es el lenguaje que utilizan. Se refieren a él como nadsat, y es una ficticia jerga para adolescente para hacer la obra atemporal. El nadsat nace de palabras en ruso, palabras gitanas, palabras con raíces eslavas y algunas inventadas por el propio Burgees.

Me parece un recurso muy original para hacer que la obra no quede colocada en ningún momento concreto temporalmente, así siempre que la lees te parece que estas en una época distinta a cualquiera conocida. Me pareció un detalle muy curioso y elaborado.



La estética de la película tiene ese toque setentero y hortera que me suele gustar y hay detalles e iconos eróticos por todas partes. En el aspecto visual me pareció muy acertada y la verdad es que tampoco pasa de moda.

La banda sonrosa es fantástica, de lo mejor de la película.

En cuanto a las interpretaciones sin duda destacar a Malcom McDowall que es el protagonista indiscutible, nuestro humilde narrador, y que sinceramente lo hace muy bien con esa sonrisa torcida siniestra, aunque los momentos de las arcadas podría haberlos trabajado un poco mas jaja

Sin embargo su personaje no evoluciona, sufre un cambio debido al tratamiento pero luego es como si no hubiera aprendido nada, ni para bien, ni para mal. Tengo entendido que eso es lo que más crítico Burgees de la adaptación de Kubrick.



En cuanto al mensaje de la filmacion,con las propias palabras párroco de la cárcel viene a ser " es mejor ser malvado por voluntad, a bueno por obligación" el libre albedrio vamos. Somos libres de elegir si hacemos el bien o el mal. Todos somos violentos, la sociedad es violenta, eso esta ahí, y es nuestra decisión encaminarlo hacia un sitio o hacia otro.

En conclusión es una buena película, entiendo que sea un clásico aclamado, y el mensaje aunque interesante e inquietante creo que hubiera podido tener mas profundidad filosófica pero bueno, está bien perfilado. Merece la pena verla y poder opinar con criterio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario